Inicio » Seguridad » Seguridad en talleres » Herramientas portátiles accionadas por fuerza motriz

Herramientas portátiles accionadas por fuerza motriz

  • Sólo se adquirirán herramientas portátiles certificadas y con su correspondiente marcado CE.
  • Las herramientas deberán estar dotadas de las protecciones necesarias para que, sin entorpecer los trabajos a realizar, ofrezcan el mayor grado de seguridad a los usuarios que las utilicen. Se emplearán siempre las herramientas con dichas protecciones colocadas, quedando prohibida su eliminación o inutilización.
  • El transporte de las herramientas se hará con el útil quitado, salvo que se trasladen en el interior de cajas o fundas que impidan cualquier contacto accidental.
  • Se prohíbe realizar operaciones de mantenimiento, limpieza, colocación o cambio de útil y ajuste, con la herramienta conectada a la instalación eléctrica o de aire comprimido.
  • Cuando no se utilicen las herramientas portátiles, se desconectarán de sus fuentes de alimentación, se recogerán sus cables o mangueras y se colocarán en un lugar adecuado, para evitar el contacto accidental con las mismas, o su caída.

Herramientas eléctricas

  • Debe tenerse conocimiento de los usos y las limitaciones que tiene la herramienta antes de usarla.
  • Sólo podrán emplearse herramientas eléctricas portátiles dotadas de doble aislamiento, conectadas a tomas de corriente protegidas con interruptores diferenciales de alta sensibilidad (= 30 mA).
  • No usar este tipo de herramientas cerca de donde haya materiales combustibles.
  • Queda prohibida su conexión a la red sin emplear el elemento de conexión adecuado.
  • Cuando un interruptor diferencial se encuentre asociado específicamente a la toma de corriente que se va a utilizar, antes de cada uso se comprobará el buen funcionamiento del mismo, accionando su pulsador de prueba, en otro caso, se asegurará que se ha comprobado el correcto funcionamiento del general.
  • Cuando se produzca algún fallo en la herramienta o se aprecie deterioro en el aislamiento de su cable de alimentación, el usuario se abstendrá de intentar reparaciones por su cuenta sin el conocimiento, autorización y supervisión del encargado o Jefe del trabajo.
  • Sólo se emplearán lámparas portátiles alimentadas por tensión de seguridad de 24 voltios.