Inicio » Seguridad » Seguridad en talleres » Procedimiento de trabajo

Procedimiento de trabajo

  • Todos los alumnos deben conocer el manual de instrucciones de los equipos de trabajo que utilicen.
  • No se debe trabajar solo en el taller.
  • Queda prohibida la puesta en marcha de las máquinas sin la previa colocación y ajuste de todos los resguardos o dispositivos de protección.
  • Nunca se emplearán las manos, ni herramientas ni otros objetos, para detener o frenar el movimiento de las máquinas.
  • La mecanización de piezas se hará siempre teniéndolas perfectamente sujetas, preferiblemente por medios mecánicos fijos, y con las manos del usuario situadas fuera de las zonas peligrosas.
  • No se utilizarán los equipos de trabajo (máquinas herramienta, equipos de soldadura, herramientas portátiles, compresores, herramientas manuales), en operaciones o en condiciones contraindicadas por el fabricante, ya que esto lleva consigo la aparición de peligros no previstos y de los riesgos que de ellos se derivan.
  • Nunca se eliminarán los elementos de protección de la maquinaria previstos para realizar las operaciones de que se trate. Cuando sea necesario quitar dichas defensas para efectuar reparaciones, se deberán reemplazar nuevamente antes de poner la máquina en marcha.
  • Se comprobará antes de utilizar cualquier equipo de trabajo que sus protecciones y condiciones de uso son las adecuadas y que su conexión o puesta en marcha no presenta un peligro para terceros.
  • Cualquier anomalía del equipo (ruidos extraños, calentamiento excesivo, paradas no deseadas o retardadas, movimientos imprevistos) o de sus sistemas de protección debe ser detectada.
  • Antes de la puesta en marcha por primera vez de un equipo de trabajo o después de una parada prolongada, se deberá realizar una revisión minuciosa de las protecciones, condiciones de instalación y estado de las herramientas, o en el caso de equipos portátiles, del estado de enchufes y cables de alimentación.
  • Deberán extremarse las precauciones y utilizar equipos de protección individual apropiados cuando se trabaje con maquinaria que posea elementos peligrosos accesibles y éstos no puedan ser totalmente protegidos.
  • Es desaconsejable el uso de guantes o de prendas con mangas holgadas en la proximidad de brocas.
  • La limpieza o retirada de residuos próximos a un elemento peligroso de una máquina, deberá realizarse con medios auxiliares adecuados que garanticen una distancia de seguridad suficiente.
  • Siempre que sea posible, se hará con los elementos peligrosos parados; si no es posible por razones del proceso, se emplearán útiles o herramientas que garanticen la protección por alejamiento.
  • Nunca se someterán los equipos de trabajo a sobrecargas, sobrepresiones, velocidades o tensiones excesivas. Se utilizará siempre la maquinaria dentro de los valores nominales de funcionamiento. A este respecto, deberá tenerse en cuenta que en equipos antiguos, posiblemente debilitados por un uso prolongado, puede ser necesario reducir las prestaciones iniciales del equipo.
  • Cuando se utilicen equipos de trabajo que puedan dar lugar a proyecciones o radiaciones peligrosas se deberán adoptar las medidas de protección individual adecuadas.
  • Cuando un equipo de trabajo se retire de servicio deberán tomarse las medidas necesarias para imposibilitar su uso.
  • El uso, la colocación y el transporte de las herramientas manuales no debe suponer riesgos añadidos.
  • Nunca abandonar una máquina hasta que esté totalmente detenida.